LOS BOMBEROS Y LA VIRGEN DE LA PALOMA


LOS BOMBEROS Y LA VIRGEN DE LA PALOMA

Actualmente en las Fiestas de la Paloma y en especial la Procesión, los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid tienen un protagonismo importante, cualquier noticia de la Procesión incluye de manera imprescindible la intervención de los Bomberos  ¿Pero desde cuando viene esa tradición, costumbre u obligación?.¿Desde cuando viene la tradición, patronazgo, etc., de La Paloma con los Bomberos ?. 
Paso del río de bombero ante la Puerta de Toledo en la Fiestas de la Paloma.
Creo que ni los  más viejos del lugar, ni "aún siendo más viejos que el canalillo"(por emplear una expresión castiza de Madrid)  darían la respuesta exacta, ni aún yo, que aunque se muy poco de la cuestión, seguramente soy de los que más sabe del tema, por haberlo vivido directamente, teniendo que intervenir en las decisiones en un momento crucial, especialmente de la intervención de los bomberos en los actos y procesión.

La verdad es que esto de las tradiciones tienen su aquel y parece que no es cuestionable que durante largos años, muchas quedaron fuera, se fueron olvidando o se diluyeron y redujeron a la mínima expresión.  Es evidente que en Madrid, las castizas  Fiestas de la Paloma estaban bajo mínimos en los años 70,  que no se hacía casi nada de lo que se hace hoy en día y quizás de igual o parecida forma a como se había hecho en otras épocas de la primera mitad del siglo pasado, es constatable, por la información de la prensa de la época y que la intervención de los bomberos se limitaba a bajar el cuadro irse al parque y volver al terminar la procesión para dejar el cuadro de la Paloma en su sitio, sin ninguna otra vinculación, ni piquetes, ni patronazgo, parece evidente, los bomberos seguramente siguieron con la tradición de bajar y subir el cuadro, pero hasta 1980 no figura que se volvieran a montar piquetes para acompañarla en su recorrido, como se había hecho hasta finales de los 60 aproximadamente, no obstante, algún bombero siguió asistiendo a la procesión, haciéndolo a título personal y  de paisano, muchos bomberos tienen una larga trayectoria familiar en el Cuerpo, algunos pueden hablar hasta de su bisabuelo bombero, por lo que las tradiciones y costumbres pasan de unos a otros y en este caso es evidente que es así y que muchos pueden estar familiarizados con la Fiesta desde antes incluso de ingresar como Bombero. 

En esta foto estoy con el Alcalde Enrique Tierno Galván en el Festival 
de Navidad para hijos de bomberos(otra de las tradiciones recuperadas 
en esta etapa)  en el Circo de la Ciudad de los Muchachos, del padre Silva,
 junto a la Plaza de toros de las Ventas(1982). Tierno devolvió a Madrid 
las fiestas populares con un renovado impulso.

Como detalle de la situación a la que se había llegado en los años 70,  la Verbena, Fiestas y Procesión de la Paloma, es muy aclaratorio y puede ser un dato lo publicado en la página “Madrid al día” del diario ABC del 15 de agosto de 1974, Sobre la Verbena y Fiestas según articulo de la Redacción, algunos de los titulares eran:

 “LA VERBENA DE LA PALOMA A PESAR DE LA FALTA DE AYUDAS SE RESISTE A MORIR”; Ha perdido sus elementos característicos pero sigue congregando miles de personas”; “YA NO SE ADORNAN LOS PATIOS, NO HAY BAILE Y SOLO QUEDA UN ORGANILLO EN TODO EL BARRIO

Los titulares se amplían con información, entre otras cosas se puede leer lo que se hacia antes de los 70, sin indicar fecha, “en los bares se servían limonadas gratis a los parroquianos y en las esquinas se colocaban los chulos con sus organillos. En aquellos tiempos el baile estaba permitido y los vecinos y los visitantes aprovechaban la música para agarrarse en un chotis, y las calles que rodean la Iglesia de la Paloma quedaban convertidas en un espontáneo baile, ahora hasta esto ha desaparecido. Los intentos de los organizadores se han estrellado con el trámite burocrático en alguna autorización que no pudieron obtener” “Sabemos que los vecinos han tenido problemas para organizar la verbena, los mismos del año pasado. Sin ayuda la fiesta de la Paloma muere y con ella una de las tradiciones más hermosas de Madrid y lo curioso es que cada vez acuden más personas. Madrid pierde sus tradiciones y se va sumiendo en la oscuridad total de sus altos edificios olvidando parte de si mismo” (para más detalles en el mismo sentido se puede consultar la noticia completa, ABC del 15 de agosto de 1974 )
Esta era la situación en 1974 y anteriores de las fiestas de la Paloma, respecto a la Procesión de la Paloma la noticia en el mismo articulo era, “PROCESIÓN DE LA PALOMA”. Si algo no ha cambiado en las fiestas es la procesión de la Virgen de la Paloma, que, como todos los años, sigue siendo punto de congregación de miles de fieles, la comitiva partirá hoy , a las ocho y media, de la plaza Candido Lara, recorriendo la avenida de los Reyes Católicos, Puerta de Toledo, calle de Toledo, plaza de la Cebada, carrera de San Francisco el Grande, calle Calatrava, de la Palma regresando a la Iglesia de la Paloma. Podemos decir aquí que sólo la procesión ha sido fiel a su cita en estos días tan señalados del barrio de la Paloma”
Como se ve, la noticia indica que la procesión es lo único que seguía siendo fiel a su "cita y recorrido", pero claro esta no indica absolutamente nada de la intervención de los Bomberos, ya que no había piquetes, ni estaba autorizado participar uniformado, ni se mencionaba patronazgo, ni nada parecido, ya que no se hacia nada de esto, la única participación de los bomberos era la de bajar y subir el cuadro, que se venia haciendo desde siempre y más que nada como ayuda dada la proximidad del emblemático Parque de la Puerta de Toledo a la Iglesia

La participación actual, se recuperó, a finales de los 70 y especialmente a partir del primer Ayuntamiento democrático y el Alcalde Tierno Galván impulsor de la restauración de las tradiciones madrileñas, lo que nadie debe olvidar y menos en este año en el que se cumple y celebran los 100 años del nacimiento de Alcalde Enrique Tierno Galván.

Sobre la historia y la tradición se pueden encontrar diversas versiones. La devoción al cuadro de la Virgen empezó en el siglo XVIII , en 1787 que fue cuando, lo arrastraban jugando por la calle unos muchachos y fue recuperado por Isabel Tintero.  
En mi opinión con la proximidad del Parque 3º a la Iglesia de San Pedro el Real, conocida como  de La Paloma, se produjo la conexión de los Bomberos con la vecina Iglesia, ya que  fueron construidos casi al mismo tiempo, el Parque 3º de la Puerta de Toledo, se proyecto en 1904 junto con el Parque 1º  de la calle de Santa Engracia, y se pusieron en funcionamiento junto al Parque 2º de O´donnell que ocupaba  el mismo lugar en el que hoy se ubica la torre de Valencia, en 1907 y en el caso del 3º que era el mas pequeño disponía de un amplio patio de maniobras que ocupaba gran parte de la que ahora es Gran Via de San Francisco, que por aquella época todavía no existía. La Construcción de la "nueva"  Iglesia fue posterior, fue inaugurada el 23 de marzo de 2012 y allí fue la imagen tras haber estado en otros lugares, ese día se realizaron diversos actos y una procesión, en la que los datos de prensa indican que la imagen fue llevada a hombros de "guardias municipales". No es de extrañar que en años sucesivos, dada la proximidad hubiese algún tipo de contacto y cuando fue necesario pidiesen colaboración para bajar el cuadro, quizás a partir de 1923 que parece que es el año en que comenzó a realizarse la procesión regularmente, los 15 de agosto(coincidió en principio con la Procesión de la Virgen Real de Atocha que se hacía el mismo día, pero con otro recorrido) , se supone que esto continuo así en años sucesivos. Años después comenzó la construcción de la Gran Vía de San Francisco, el Parque 3º estuvo a punto de desaparecer al igual que otros  edificios que estaban en su trazado y que fueron demolidos, ( en un principio estaba previsto que la Real Basílica de San Francisco el Grande se viera directamente desde la Puerta de Toledo) pero el Parque, finalmente se mantuvo en su sitio, eso sí, sufrió un gran recorte en su patio de maniobras que quedo reducido a su estado y dimensiones actuales, es decir, se quedo prácticamente sin patio de maniobras, lo que hubiese pasado si el Parque tercero hubiese desparecido, es una incógnita. La Gran Vía de San Francisco estuvo varias décadas en  construcción y no se termino hasta finales de los 50.  No se sabe exactamente cuando comenzó una intervención más amplia de los Bomberos, parece ser que esto coincide con el hecho de que al hacerse cargo los Bomberos con un coche del Servicio como carroza en el año 1939, es cuando se inicia una intervención mayor, entrando a acompañar a la Virgen en la Procesión en todo el recorrido, la organización por parte de Bomberos parece que dependía del Médico del Cuerpo Antonio Armas, como indico en otro lugar de este escrito y duro al menos mientras el estuvo en el Servicio o por lo menos hasta que la Iglesia adquirió su propia carroza el año 1956 o 1959, según las fuentes. Posteriormente puede que se siguiese con la iniciada tradición de acompañar a la Virgen durante la procesión. ¿Hasta cuando?. Parece que fue muy activa hasta mediados de los 60, pero es evidente que poco a poco se fue diluyendo y que en los años 70 había descendido bastante, excepto la bajada y subida del cuadro,  y aquí si que no tengo duda porque mi intervención fue directa. Los datos indican que de una muy activa participación en 1939 y años sucesivos. Según cuentan ya en los años 50, participaban gran número de los bomberos libres de Servicio y se solía hacer una comida en algún restaurante típico, presidida por el Concejal Delegado, el Aparejador Jefe de zona D. Eugenio Pingarrón y el médico, Dr. Armas) posteriormente fue bajando algo al igual que la celebración de las fiestas y verbena, hasta llegar a la situación de los años 70, aunque la asistencia de de madrileños siempre fue bastante alta, se dice que de cien a doscientas mil personas en alguna ocasión.
Sobre el Patronazgo de la Virgen y el Cuerpo de Bomberos parece ser que consta, y no lo pongo en duda,  en el archivo de la Cofradía de la Paloma (la Cofradía se fundó en 1907 y estaba integrada en su mayoría por señoras, a partir de 1939 se creo una rama masculina, con el título Caballeros de La Paloma), que es patrona de los Bomberos, no se con que tipo de nombramiento ni de quién tiene la potestad para hacerlo. Además también es patrona de muchos madrileños.  Es la patrona del Real Madrid, incluso en 1962 se coloco una representación de la Virgen en la capilla del estadio de Chamartín, existiendo una fusión del equipo blanco con la blanca Paloma y la presentación del equipo se hacia coincidir con el 15 de agosto, aunque que esto se ha ido perdiendo. Es muy conocida la costumbre de algunos toreros de pasar por la Virgen para pedir suerte, actualmente lo hacen ante la imagen de la Virgen de la Paloma que preside la Capilla de la Plaza de las Ventas. No obstante la tradición popular más arraigada es "la presentación de los niños y niñas a la imagen de la Virgen. Miles de niños y niñas madrileños han sido presentados por sus madres bajo el lienzo de la Virgen y lo tienen a gala a través del tiempo.
En la foto con Miguel Angel García Lomas alcalde de Madrid en 1974, 
en el Parque 5º de Santa María de la Cabeza (en el centro el Profesor 
de gimnasia Guevara  y al fondo el Capataz Benito que posteriormente
 ascendió a Oficial ) No tengo noticias de la  participación del Alcalde 
en las Fiestas de la Paloma, era Aparejador y hubo cierta conexión  con 
el Cuerpo de Bomberos integrado, en la época,  con profesionales del 
gremio de la construcción. Por otra parte, si participo en las del Patrón 
de Bomberos San Juan de Dios, en los actos que se celebran en 
el Hospital  de San Rafael el 8 de Marzo.
 Mis recuerdos sobre las fiestas de la Paloma así como mi participación en los actos y procesión, llegan debido a mi trabajo en el Cuerpo de Bomberos y a mi calidad de madrileño ya que, anteriormente, aunque del foro, nunca había asistido a las fiestas. Sobre la tradición en Madrid, los recuerdos son escasos, la verdad es que durante algunos años, la mayor parte de tradiciones o fiestas populares se perdieron o se fueron transformando y solo de forma muy puntual y local  se hacia algo en Madrid. Como niño que fui de la postguerra y madrileño del barrio de las Letras(y/o de las Huertas, nací y viví en la calle de Santa Polonia, 7- 1º izquierda (o principal como se denominaba entonces a los primeros pisos, quizás porque en casas sin ascensor el tener que subir menos peldaños era una ventaja), mi abuela me contó algunas cosas, de antes de la guerra, como la cuelga de cadenetas y adornos entre los balcones que se hacia en nuestra calle y poco más, también de la celebración en la cabecera del rastro y zonas colindantes, pero que en mi impresión nada tienen que ver con lo que se hace en la actualidad. Aunque no vivía cerca de la zona de la Iglesia de la Paloma si tenia muchos amigos en el entorno, incluso jugué al fútbol en el equipo de San Cayetano(San Cayetano, junto con San Lorenzo y la Paloma, forman las tres fiestas castizas, de agosto en Madrid) con chavales de la cabecera del rastro y  alrededores , jugábamos en los “Siete Campos”, al lado del río y  se llegaba por la calle de Toledo abajo, pasando por la puerta de Toledo y el Parque 3º de bomberos muy cerca de la Iglesia de la Paloma, la verdad es que de fiestas no sabíamos mucho, ni era prioritario en aquellos tiempos, por motivos en los que no me quiero extender.    
   Tras lo anterior veamos como me entere de la participación de los Bomberos en la fiesta de La Paloma, la de autoridades municipales y el auge que ha tenido últimamente y que se ha producido en periodo histórico y de tiempo relativamente reciente. En el año 1972 ingrese por oposición en el Ayuntamiento de Madrid como Aparejador Jefe de Zona del Servicio de Prevención, Extinción de Incendios, Socorros y Salvamentos ( denominación oficial del Cuerpo de Bomberos), como es sabido los Aparejadores eran, ya que la evolución ha derivado a otras denominaciones, arquitecto técnico, ingeniero de Edificación, entre otras, que han ido heredando la fundamental función de sus predecesores, para los edificios como los médicos para las personas, ya que como peritos en materiales y construcción de todo tipo de edificaciones, son conocedores de la patologías que se pueden producir en los edificios, incluidas las producidas por el fuego, por tanto son los técnicos facultativos necesarios para dictaminar sobre el estado físico de la edificación especialmente urbana, de ello su necesidad en los servicios contra incendios. 
Pues bien, una de las funciones de los Aparejadores jefes de zona era la de ser Jefe de guardia de todo el Servicio cada 6 días.  Un 15 de agosto de algún año próximo a mi ingreso me toco ser el Jefe de guardia, no se exactamente el año, ya que he revisado mi relación de actuaciones en siniestros y no tengo ninguna registrada, en 15 de agosto hasta el año 1984, eso no quiere decir que no estuviese de guardia, ya que en algunas no era necesaria nuestra intervención en siniestros. Pudo ser el 15 de agosto de 1975, que me consta que estuve de guardia porque que el 16 salio publicada en ABC una entrevista que me hicieron el día anterior y fue difundida por Europa Press. En aquella época absolutamente todas las salidas de cualquier tipo y cualquier movimiento que se produjese en cualquiera de los Parques de Madrid tenia que ser autorizado por el Jefe de guardia, no se podía hacer nada sin su autorización. De esta forma, recuerdo que a media mañana uno de los telefonista de guardia me comunico la solicitud que hacían desde el Parque 3º de Puerta de Toledo para salir tres bomberos a la Iglesia de la Paloma para bajar el cuadro. ¡Me pillo de sorpresa!. Realmente nadie me había comunicado nada, ni existía indicación de que había que hacer tal servicio, -cosas que pasan-, no existía orden, ni instrucciones al respecto y si la había dormiría olvidada en el rincón de algún cajón, tampoco entre los compañeros se había comentado nada sobre el particular. Discretamente procure enterarme de que se trataba antes de autorizar la salida. Así, pude saber que los bomberos habían tenido en uno de los parques la carroza para la procesión y que había quedado la costumbre de que como vecinos, dada la proximidad del Parque a la Iglesia, se siguiese bajando el cuadro de la Virgen, retirándose al Parque y una vez terminada la procesión volviesen para colocarlo nuevamente en su sitio.  Si alguien no tiene más datos, esto es lo que se venía haciendo últimamente y se hizo ese día, sin más intervención oficial de los bomberos, lógicamente si alguno asistía a la procesión lo hacia a titulo particular, sin uniformar y sin representación oficial de ningún tipo. Que no se hacia nada lo corrobora la entrevista que indico publicada el 16/8/1975 y en la que no se menciona ningún acto que relacionase la fiesta de la Paloma con los bomberos ya que si se hubiese hecho algo o hubiese estado programado, lógicamente se habría indicado, en la entrevista sólo se habla de la gran tormenta veraniega que hubo el día 14 de agosto en Madrid y de las actuaciones del Servicio, de la procesión y la fiesta de la Paloma nada, porque nada se hacía. 
(enlace de la hemeroteca de ABC con la noticia:           http://hemeroteca.abc.es/nav/Navigate.exe/hemeroteca/madrid/abc/1975/08/16/029.html ) .
Por otra parte, de los datos conocidos se sabe que antes de 1936 en la procesión se utilizaba una carroza de la Cofradía Sacramental de  San Isidro. "Después de 1939,  un coche de bomberos adornado con mantones de Manila. Desde entonces son los mismos Bomberos  los que tienen a gala bajar y subir el cuadro al tiempo de la procesión y darle escolta de honor en todo el recorrido". (indica F.Moreno en su libro "La Virgen de La Paloma hechos y documentos"), de aquí puede que partiera la costumbre de que los bomberos sean los encargados de realizarlo, aunque documentálmente aparte de lo que indica F.Moreno, no hay nada oficial que lo confirme. También se sabe que el médico de bomberos de la época D. Antonio Armas fue impulsor de la procesión y parece que se hacia cargo, incluso de los gastos, la participación de los bomberos  era numerosa y habitual acompañando a la procesión de uniforme. De esto en el Botiquín de Bomberos en la C/Imperial había varias fotos enmarcadas, que posteriormente se trasladaron al Parque de Aluche y que seguramente continuaran allí a no ser que hayan ido a parar al Museo de Bomberos en Vallecas que inauguramos a principio de los años ochenta. Entre 1956 y 1959 fue comprada una carroza propia por un millón de pesetas. Dicha cantidad se consiguió por suscripción popular. en consecuencia se dejo de utilizar como carroza el coche de bomberos. Que se 
Descenso de bombero en las Fiesta de La Paloma
 
continuó con la tradición de que los bomberos siguiesen con la ayuda de bajar y subir el cuadro de la Virgen, todo apunta a que sí, los piquetes y otras cuestiones parece que también se siguieron haciendo al principio y se fueron  dejando, no se el motivo, hasta llegar a la situación que me encontré en los años 70.  Todo parece indicar que el gran fervor y participación de los bomberos a partir de 1939 se fue diluyendo, quizás cuando el medico impulsor Antonio Armas dejara el puesto,  y ya en los setenta era prácticamente testimonial y de las autoridades municipales irían los responsables del distrito o los que por su inclinación o fervor religioso quisieran. En algunos casos figura que iba el Alcalde o algún Teniente de Alcalde, el concejal del distrito, otras autoridades civiles y militares e incluso el Jefe de Policia Municipal, en ningún caso he visto que fuese el Jefe de Bomberos. Creo que el primero que asistió fue, ya en la nueva etapa, el Jefe de zona Luis Guadaño(q.e.p.d.), que se hizo miembro de la Hermandad y comenzó a participar asiduamente.
El aragonés, Capataz Bernal organizo una de las primeras 
maniobras delante del Parque 3º en las fiestas de la Paloma
 Por parte de la Jefatura todo continuo igual, como he dicho en el año 1975, no se hacia institucionalmente nada, como venia siendo, mas o menos desde que en la parroquia compraron su carroza. Pero ni en el libro "La Virgen de la Paloma, hechos y documentos) del Párroco Francisco Moreno se da a entender otra cosa,   Fue años después con la llegada del Ayuntamiento democrático cuando llego cierto impulso recuperador. Por mi parte había pasado de Jefe de zona del parque 4º de Tetuán a  Jefe de zona del Parque 3º de la Puerta de Toledo y posteriormente en 1984 a Jefe de
Extinción Adjunto al Departamento, antes de pasar a Inspector Jefe del Cuerpo. En esta etapa la participación tomo un incremento considerable, pasando de ser practicamente testimonial y limitada en principio a bajar y subir el cuadro de la Virgen de la 
Paloma, a una incipiente participación de algunos entusiastas de la Fiesta, no quiero decir que fuese nada nuevo, sino una cosa que por los motivos y causas que fueran se habían dejado de hacer, yo personalmente no soy nada devoto ya que en religión soy totalmente agnóstico, por lo que desde el punto de vista religioso, no entro en cuestiones inaccesibles al entendimiento humano, pero desde el punto de vista de madrileño la cuestión es diferente ya que las fiestas populares  superan en ocasiones al hecho o base religiosa que las sustenta. En principio se planteo un debate entre los partidarios de asistir y los contrarios que defendían que en un Ayuntamiento laico no debía participar el Servicio institucionalmente en un acto religioso y menos de uniforme por lo que hubo cierta presión para que no se utilizasen "los uniformes de gala que se conservaban en el almacén del Servicio.  Tanto unos como otros expusieron sus razones igualmente válidas, desde sus respectivos puntos de vista. Se decidió autorizar el uso de estos uniformes, esto supuso que poco a poco se fue produciendo una participación en los actos que se fue incrementando en años sucesivos, se volvió a que los Bomberos dieran escolta a la Virgen durante todo el recorrido, como se había hecho a mediados del siglo pasado.  
Fotos de Ángeles Regueiro publicadas en Diario 16 (16/8/1986). En la foto de la izquierda el Alcalde Juan Barranco presidiendo la procesión a su izquierda el concejal socialista Miguel Lara Presidente del Distrito de Centro y a su derecha 
el concejal Ángel Matanzo vecino de la C/ Toledo y el concejal en temas de seguridad de Alianza Popular. Yo estoy, con uniforme detrás del Alcalde. Este año según la información asistieron 800.000 madrileños y madrileñas. En la foto de la derecha el bombero con el uniforme de gala comentado.
Por otra parte con apoyo municipal la participación del Parque si paso a ser mayor a mediados de los 80, se llego a hacer una comida en las cocheras del Parque 3º, con todos los bomberos de guardia, solían pasar por el Parque concejales de la Corporación, Delegado del Servicio Emilio García Horcajo,  algún miembro de la jefatura, especialmente algunos como, Rafael Ferrándiz, Luis Deglané, Eugenio Amores, Juan Redondo, Juan Antonio Escalera (que lamentablemente falleció en el incendio de la c/Montera), entre otros de los nuevos Oficiales recién incorporados en febrero del 85 y Luís Guadaño y yo mismo entre los veteranos Jefes de zona del Servicio. Los bomberos preparaban la clásica "limoná" con la que obsequiaban "gratis como en otros tiempos" a los numerosos visitantes que se acercaban por allí y visitaban el Parque ya que se consideraba jornada de puertas abiertas. Se producía un acercamiento y contacto de los ciudadanos con los Bomberos e incluso con los familiares que solían acudir en algún caso, también algunos libres de Servicio acompañados de  familiares que veían el paso de la Procesión desde los balcones del Parque y torre de maniobras.  Se empezaron a hacer maniobras de exhibición, una de las primeras se la encargue al capataz Bernal (las fotos que incluyo son de mi colección) y se hizo delante del Parque. La culminación se produjo en dos ocasiones en las que por indicación del Concejal de Centro Miguel Lara, que como malagueño informo la existencia de la Banda de Cornetas y Tambores del Cuerpo de Bomberos de Málaga y seguramente por su mediación vinieron a Madrid en dos años sucesivos 1985 y 86, sino me equivoco. La verdad es que con ello se consiguió un realce importante de la Fiesta tanto en el Parque amenizando a los visitantes, como participando en la procesión. Realmente era impresionante la actuación de los Bomberos malagueños tocando en el interior de la iglesia en la bajada y subida de la Virgen (esto no se ha vuelto a repetir, al menos con ellos, que yo sepa). Se hizo por tanto una introducción de los bomberos del Parque 3º en la Fiesta de La Paloma, por la tarde participaban también del resto del Servicio, la participación era voluntaria o como miembros de la Hermandad especialmente la asistencia a la procesión. Personalmente asistí habitualmente visitando el Parque y organizando las actuaciones aunque en varias ocasiones participé en la procesión, en dos con la asistencia del 
Con el Alcalde Juan Barranco en el Parque 8º de
Vallecas en 1986, en ese año asistió a la Procesión

de La Paloma y siguió con el apoyo a las tradicio-

nes madrileñas iniciado años atrás por Tierno Galván
alcalde Juan Barranco, que creo fue el primer alcalde en asistir en esta época y distintos concejales del Ayuntamiento, lo habitual era la asistencia del Concejal del distrito, Gines Melendez y Miguel Lara y el de Seguridad y Policía Municipal y por la oposición  los que lo creían oportuno, normalmente no faltaba Angel Matanzo (vecino del barrio) y devoto de la Virgen a la que dedico diversas poesias y José María Alvarez del Manzano, entre otros. Las veces que asistí de uniforme y en representación del Servicio a la Procesión, fueron gratificantes y muy similares en todos los casos, coincidieron con la participación de la Banda de Tambores y cornetas de los bomberos malagueños que aumentaron en cierto modo la espectacularidad, también en 1987 en el que se cumplían los 200 años de ser recuperado el cuadro por Isabel Tintero. Las muestras de apoyo y devoción a "La Paloma" de los madrileños, es evidente, todo el recorrido con las calle engalanadas, especialmente la de Toledo y con varias paradas durante el recorrido, suelta de palomas, las manifestaciones de apoyo a la virgen, con gritos de "guapa, guapa" y otros piropos y porque no decirlo también a los bomberos y la clásica en aquellos años parada frente al Teatro de La Latina, en la que Lina Morgan salia al paso de la Virgen con un ramo de flores. Todo ello realmente emotivo entremezclándose el fervor religioso y la manifestación festiva y popular. Por último, en 1988, los miembros de la Hermandad solicitaron la creación de la "Paloma de Bomberos" petición que le traslade al concejal D. Gines Meléndez(q.e.p.d.), que vio con agrado la propuesta para iniciarla el año siguiente. 
(Por cierto fuera de fiestas, y como anécdota, en cierta ocasión pidieron desde la Iglesia la intervención de los bomberos, ya que la cruz que corona una de las torres se había inclinado peligrosamente, la petición llego a mí, que envié el Servicio para ver la situación,  dado de lo que se trataba y  especialmente "de donde", decidí ir también, el reconocimiento lo hice personalmente, subiendo a la torre en la barquilla de la vieja escala Magirus de 50 metros, que estaba a punto de pasar al Museo, ya que no se consideró una petición para que fuese cedida a los bomberos de La Habana, para seguir prestando servicio, lo hice acompañado de un Bombero del Parque de la Dirección, realicé el reconocimiento, apreciando,  que pese a la inclinación del elemento que corona la torre no corría peligro de caer, por lo que no fue necesaria más intervención de Bomberos y tras las explicaciones oportunas a los responsables de la Iglesia el Servicio se retiro. La cosa no es que tenga mayor importancia y no pasa de ser una anécdota, pero quizás Gregorio Aviñó que es el bombero que me acompañó (fue también Presidende del Club Mostoles de fútbol) y yo, somos, de bomberos, los que hemos estado en lo más alto y por el exterior de las torres de la iglesia de la Paloma.) 
Lo que es indudable es la repercusión actual de la Fiesta de La Paloma y la participación de los bomberos del Ayuntamiento de Madrid en ellas. ¿Pero que serian hoy si los hechos que indico no se hubiesen producido, con la participación de algunos entusiastas bomberos, Paulino Lopez de Vicuña, Norberto y Fernando Martínez, Gregorio Diez,  por mencionar algunos habituales en los actos con solera y tradición familiar de bombero, sin significar que todos los demás bomberos no sean igualmente merecedores de la mayor consideración,  y el apoyo de los responsables municipales y la Jefatura(especialmente del año 1979 a 1989), después se ha continuado e incluso ha ido aumentando la participación, pero lo que ha continuado después, es sólo consecuencia de lo anterior, de la herencia recibida, para hablar con lenguaje muy utilizado últimamente. Dado el estado al que se había llegado. ¡Seguramente, sería otra cosa!.  Así que:

¡VIVA LA VIRGEN DE LA PALOMA! . ¡VIVAN LOS BOMBEROS!. ¡VIVA MADRID!. Y "al César lo que es del César, y a Dios, lo que es de Dios "(Mateo 22:21)    

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡MUJERES BOMBERAS! ¿QUE LO IMPIDE?

XI Ladies World Championship Final-ICCF

Festival de Ajedrez Arturo Soria Plaza 2017